NoticiasTecnología

Qué son y cómo funcionan las impresoras 3D

By 8 junio, 2020 No Comments

Si nunca antes habías oído hablar de las impresoras 3D, seguro que durante la crisis del coronavirus sí que lo has hecho.

Y es que se ha convertido en una tecnología muy útil para crear material de protección, como mascarillas, respiradores, pantallas de protección… Los los usuarios de impresoras 3D, a quienes se les conoce como makers, han puesto sus máquinas al servicio de la lucha contra el virus.

Hay cientos de ejemplos, desde deportistas famosos, como el piragüista Roi Rodríguez, que fabricó 26.000 viseras para el Servicio Gallego de Salud; Carlos Moreno un informático en paro de Terrasa ha coordinado a un equipo de ocho personas, que ha estado produciendo todo tipo de material de protección frente al virus; hasta varios trabajadores de una empresa de Aranda de Duero, en Burgos.

¿Sabes qué es una impresora 3D y cómo trabaja?

Una impresora 3D es una máquina que imprime figuras en 3 dimensiones a partir de capas de material que se van superponiendo unas sobre otras. De esta manera, produce un diseño tridimensional. Hoy en día, gracias a estas máquinas es posible imprimir de todo. Es cierto que por ahora su uso es más industrial, ya que las impresoras de alto rendimiento tienen costes elevados. Pero cada vez es más habitual ver impresoras 3D de uso doméstico.

Los plásticos son los más habituales que se utilizan para la impresión 3D. En concreto, el plástico ABS (crilonitrato butadieno estireno) y el PLA (poliácido láctico). Y en el ámbito industrial, las máquinas modelan con resinas, fotopolímeros e incluso con metal.

Como imaginarás, no todas las impresoras 3D son iguales. Principalmente se diferencian por la forma en la que depositan las capas y en el material con el que modelan. Así, distinguimos:

  • Fusion Deposition Modeling (FDM) o tecnología de deposición de material plástico, que son las más utilizadas en el ámbito de las impresoras domésticas.

  • Fotosolidificación (SLA) y Selective Laser Sintering (SLS), que funcionan por láser.

  • Por inyección, son máquinas que inyectan capas de fotopolímeros que se solidifican para la creación de la pieza.

Para conseguir imprimir un determinado objeto en tres dimensiones, el proceso es el siguiente:

  • Debemos cargar el archivo con el diseño 3D que queramos imprimir en el software que utilicemos.

  • Introducimos el material de impresión en la máquina, como cuando cambias el cartucho de la impresora de tinta.

  • Damos la orden a la impresora.

  • Listo. La máquina ya se encarga de realizar el trabajo.

¿Te animas a fabricar tus propios objetos en 3D? Si, en cambio, lo que te gustaría es iniciar un negocio relacionado con este tipo de innovación tecnológica, te recordamos que en Caja Rural de Asturias podemos ayudarte a conseguir la financiación que necesitarás e, incluso, a orientarte en tu plan de negocio y próximos pasos.

¿Te gustaría saber más? Solicita más información desde nuestra web sobre nuestro servicio de asesoramiento personalizado a autónomos, emprendedores y comercios del Principado de Asturias.

Leave a Reply

Acceder a Ruralvia

Ruralvia