Tecnología

Claves para una buena gestión emocional en tiempos de COVID-19

By 8 junio, 2020 No Comments

Lo que hemos vivido nos ha cambiado. Cada persona, en función de sus circunstancias, experimenta un impacto diferente. Sin embargo, saber realizar una correcta gestión emocional es básico para afrontar esta nueva normalidad con la mayor estabilidad psicológica posible.

A través de los consejos que el Ministerio de Sanidad ha recopilado en una guía, cada uno de nosotros podemos controlar nuestras emociones con el objetivo de minimizar el impacto que el COVID-19 nos ha causado. Para ello, nos recomiendan:

  • Reconocer nuestras emociones. Es normal que hayamos experimentado una montaña rusa de emociones, sobre todo, durante el confinamiento. Hemos podido sentir tristeza, rabia, frustración, miedo… No es nada raro. Lo que tenemos que hacer es identificar correctamente cómo nos sentimos y no dejarnos llevar por ella por una emoción concreta, como puede ser la tristeza. Meditar, hacer ejercicios de relajación y de respiración, además de compartirlo con los nuestros, puede ayudarnos a sentir mejor.

  • Enfocar las energías. Si durante el confinamiento nos hubiéramos enfocado en todo lo que no podíamos hacer, nos hubiéramos vuelto locos. Es más positivo centrarnos en aquello que nos está permitido y disfrutarlo. También es conveniente ir recuperando la rutina poco a poco. Quizá no sea exactamente la misma que tenías antes de todo esto, pero es una nueva y lo nuevo ilusiona y motiva. Enfócate en lo que te hace feliz y ponlo en práctica.

  • Centrarnos en lo que está en nuestras manos. Si estamos bien y nuestras circunstancias nos lo permiten siempre hay algo que podemos hacer por los demás. Echa una mano a las personas que tengas cerca y que lo necesiten. Ayudar a los demás reconforta y en estos momentos hay mucha gente pasándolo realmente mal.

  • Tenemos que cuidarnos. No sólo ahora por el coronavirus, sino siempre. Un equilibrio cuerpo-mente perfecto pasa por llevar una alimentación sana, variada y equilibrada; por hacer ejercicio físico todos los días; mantener una rutina de higiene; dormir ocho horas diarias…

  • Necesitamos desconectar. Hemos vivido una temporada en la que el exceso de información ha podido perjudicarnos. Las noticias sobre el COVID-19 nos llegaban por todos los lados y de forma continua. Ahora, intenta mirar las cosas con un poco más de distancia. Procura hablar de otros temas y hacer otras cosas que te gusten y te ayuden a conseguir tus objetivos. La vida sigue, no lo olvidemos.

  • Somos sociales y como tal debemos mantener el contacto social, eso sí, respetando siempre las medidas de seguridad. El virus sigue entre nosotros y esto es prioritario para evitar un rebrote.

  • La vuelta a la normalidad, a tu ritmo. Después de tanto tiempo de aislamiento social, cada uno en nuestra casa, es posible que ahora no te acostumbres a los paseos, a la gente… No te preocupes. Planifica las salidas de forma progresiva y si no te apetece salir, no te obligues.

No olvides las medidas de protección e higiene dictadas por las autoridades sanitarias para evitar nuevos contagios. Recuerda usar mascarilla, mantener la distancia de al menos 2 metros con otras personas y lavarte las manos frecuentemente con agua y jabón o gel hidroalcohólico.

Leave a Reply

Acceder a Ruralvia

Ruralvia